TIZIMÍN.— Más de 800 alumnos del Conalep disfrutaron ayer de una jornada de bienvenida informal que llevó al cabo el personal docente, el cual incluyó concursos, juegos y convivencia.

Los estudiantes esperaban la tradicional novatada, ya que la bienvenida oficial de las autoridades municipales y educativas se realizó hace dos semanas, al igual que el inicio de clases.

Los bachilleres portaron ropa informal y les pidieron llevar una toalla, pues les darían “una sorpresa”.

Las actividades se realizaron en la cancha techada del colegio, donde hubo juegos como brinca-soga, vencidas, “aros locos”, “come-donas”, maratón de baile y concurso de canto.

Los alumnos que participaron en el maratón de baile fueron sorprendidos por el personal con un baño con mangueras.

Los asistentes consideraron el concurso de “come-donas” el más divertido debido a las posiciones chuscas y muecas de los participantes cuando intentaron comer el pan azucarado que estaba amarrado a un hilo que iba hasta uno de sus pies.

Los concursantes recibieron reconocimientos de los directivos del plantel.

El director del colegio, Miguel Aguayo Arceo, señaló que la actividad es para los alumnos de nuevo ingreso, pero que al final disfrutan todos los estudiantes.

Añadió que la novatada es de sana diversión e inclusión para que los alumnos rompan el hielo y se conozcan.

Informó que el lunes continuarán de lleno las clases con los alumnos que se integraron.

Dejar respuesta