Boca del Río, Veracruz .- Con una tortuga de arena de 12 metros de ancho y 8 de largo y el mensaje “Tus envases no desaparecen ¡Aquí están! , la organización ambientalista Greenpeace lanzó un llamado a siete gigantes del mercado, para que asuman su responsabilidad en la contaminación plástica de nuestros océanos y cursos de agua ya que sus envases no desaparecen al ser desechados. En su mayoría éstos van a dar al mar afectando seriamente a la fauna marina.

La tortuga es obra de los escultores Francisco Javier Calvillo y Carlos Ramírez Pereira quienes trabajaron por más de 12 horas apoyados por voluntarios de Greenpeace en la recreación de este reptil acompañado de los logos de Coca-Cola, Pepsi, Unilever, Nestlé, Procter & Gamble, Starbucks y McDonald’s a quienes está dirigida la petición global de esta organización en demanda de que se comprometan a eliminar los contenedores de plástico desechables de un solo uso e inviertan e innoven en otras alternativas de entrega, estableciendo objetivos ambiciosos para reducir su huella de plástico.

“Estas marcas están ahogándonos con sus envases; 44% de las especies de aves, 22% de los cetáceos, las tortugas marinas y una lista creciente de peces han sido documentados con plástico adentro o alrededor de sus cuerpos, por eso elegimos una tortuga que es un animal muy representativo de nuestra biodiversidad, porque no podemos ignorar su derecho a un hábitat libre de plástico. Ni las tortugas, ni nosotros necesitamos seguir con esta enorme adicción al plástico que nos han impuesto las empresas cuando decidieron poner todo en contenedores de este material aún sin ser necesario, desde el agua hasta la fruta a la que quitan la cáscara para envolverla en un bolsa. Ya no más”, señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace México.

En los últimos 10 años hemos producido más plástico que en el último siglo y 50% del plástico que usamos se desecha (1) y aunque las empresas pretenden vendernos el discurso de que basta con reciclar, la realidad es que no es suficiente. Sabemos que solo reciclar no es la salida de esta epidemia de plásticos ya que se recicla menos del 9% del plástico producido (2). Lo que se necesita es dejar de producir plástico y de verlo como única alternativa para entregar los productos.

“Tenemos que recordarles a las empresas que nosotros queremos el agua, no la botella”, recalcó Rivas.

Con esta acción, Greenpeace busca hacer evidente el problema y a los responsables de esta crisis de plástico, así como invitarnos a un al movimiento ##BreakFreeFromPlastic firmando la peticion https://actua.greenpeace.org.mx/liberate-del-plastico

Dejar respuesta