A través de las redes sociales se ha compartido un video que ha causado repudio e indignación, un automovilista amarró a su perro a la parte trasera de su coche “para llevarlo al veterinario”, por una avenida en Las Termas de Río Hondo, Santiago del Estero.

Ante las agresiones que recibió el hombre en Facebook, respondió que él no era a quien deberían agredir, sino a la persona que envenenó a su perro; aseguró que el animal ya estaba muerto cuando fue arrastrado y su asesino debería ser quien fuera señalado.

Ante los dimes y diretes, los usuarios de la red social le señalaron que no era la forma de mover a la mascota y mostraron su gran indignación.

Aunque varias personas prometieron realizar una denuncia por maltrato animal.

Dejar respuesta