Venados FC inicia ya el proceso para preparar una oncena competitiva para afrontar la temporada 2017/2018 en el ciclo en el que estarán involucrados de manera directa en la lucha por no descender.

Y aunque hay tiempo por delante, cabe señalar que todo el plantel se encuentra transferible, lo que implica un problema para la continuidad en el proyecto del director técnico Bruno Marioni.

El Barullo espera que su oncena siga por la senda de las recientes cuatro fechas, con un buen cierre de temporada en casa esta semana ante los Bravos de Juárez y en la última jornada en Sonora, cuando visiten a los Cimarrones, uno de sus rivales por no descender en la primavera del 2018.

Los astados esperan sacar de dos a cuatro puntos para mejorar en el cociente para el inicio de temporada, donde hasta esta semana le sacan cuatro puntos de ventaja a los Correcaminos, pero están un punto debajo de los Cimarrones y a tres de los Murciélagos. En lo más bajo estaría Tampico Madero a menos que Loros haga un milagro. Pero el cociente de ambos es volátil al tener menos partidos jugados que todos los demás.

Del plantel titular  de  las fechas recientes, el de mejores resultados en toda  la temporada, preocupa la salida de jugadores importantes cuyos convenios de préstamo venden al finalizar el mes de junio y deberán reportar con las oncenas propietarias de sus cartas, a menos que Venados FC logre negociar extensiones.

Tales son los casos del defensa central Pedro Terán (Atlas), el mediocampista Leandro Navarro (San Lorenzo de Almagro), el ex seleccionado Sub-20  de Uruguay, Facundo Ospitaleche (Sporting Club), sobre todo este último tomando en cuenta que el valor que se le atribuye a su carta es de los más bajos en el mercado, menos de 80 mil euros y en las últimas semanas llamó la atención de los aficionados con su labor defensiva de garra y sintiendo los colores yucatecos.

Facundo Ospitaleche ha lucido en las últimas semanas y una parte de la afición quiere que se quede en Mérida.

Al parecer el uruguayo Alejandro Acosta, quien llegó del modesto Boston River uruguayo y resultó un petardo y el delantero mexicano Alejandro Vela no entran en los planes de  los Venados y de confirmarse esto, se trata de dos de los grandes fracasos de  la planeación del ciclo 2017/2018, lo que se refleja ya en el descenso en el valor de sus cartas según tabulación de agencias como Transfermarkt.

Otros jugadores que se devaluaron durante su estancia en Mérida son Héctor Acosta, el veterano Gabino Velasco, el argentino Fabián Monserrat e incluso Sebastián Ribas, aunque el argentino-mexicano mejoró considerablemente en el último mes y al parecer no pretende retornar al River Plate de Uruguay.

Cristian Echeverría del Independiente de Medellín, Cecilio Waterman del Fénix de Uruguay y muchos más, sólo fueron tristes anécdotas.

Los Venados FC se despiden de su afición en el Clausura 2017 este viernes a las 20:30 horas en el estadio Carlos Iturralde Rivero con la intención de llevarse las tres unidades y alargar su racha sin derrota.

El duelo parece ganable, con unos Bravos que marchan en la posición 9 con 22 puntos contra Venados, número 15 con 14 puntos, aunque en franca mejoría, mientras los del norte van en bajada. Nueve de los puntos yucatecos se obtuvieron en casa, mientras que de los 22 de los de Juárez, sólo cinco fueron como visitante.

Dejar respuesta