Paliza tras paliza recibe el fútbol americano de Yucatán en el Campeonato Nacional Sub 17, pues en su primer juego recibió 40 puntos sin respuesta y al día siguiente por fin llegaron a la zona de anotación, pero recibieron 35 puntos en contra para estar virtualmente eliminados.

La Ofase Yucatán exhibió todas sus carencias, pues como ejemplo, en su primer juego, el equipo de la Fademac les recetó seis touchdowns, dos goles de campo e incluso un safety.

Luego, ante los anfitriones de Chihuahua, los yucatecos parecían fans de la actuación ofensiva de Arturo Sánchez, quien destacó por tierra, siendo la estrella del juego al anotar en dos ocasiones. El mariscal de campo Erick López consigue lanzar para dos touchdown, siendo pieza clave. Incluso, mató la moral de la defensiva yucateca cuando en una jugada de tercera oportunidad lanzó un pase de 40 yardas a cuatro segundos de finalizar la primera mitad , en un lance extraordinario a Juan Macías al borde de la zona de anotación.

Hasta ahí aguantó la Ofase Yucatán, que hasta esos momentos de la primera mitad lograba contener a la poderosa ofensiva de casa.

Era tal el planteamiento de Yucatán sobre el emparrillado, que había ilusión, mayor aún porque el marcador los mostraba arriba, ya que el quarterback Gerardo Borocio lanzó un pase de 70 yardas en la primer a jugada del partido. Abraham Lince recibe y cruza el campo para anotar los primeros síes puntos. Y ya luego no volvieron a acercarse a la zona caliente.

Dejar respuesta