Ciudad de México.- Henry Martín tuvo la noche de su vida y Jérémy Ménez se estrenó como goleador del América, en un partido aciago para el América que goleó 5-1 a Lobos BUAP por la Jornada 5 de la Liga MX.

Martín hizo el primer “hat-trick” de su carrera y dio una asistencia, mientras que Ménez conoció cómo se escucha el grito de gol en un Estadio Azteca que, pese a que apenas tuvo la cuarta parte de sus gradas llenas, se regodeó en un partido que inicialmente lucía más complicado.

La primera media hora del partido fue pareja, con llegadas en ambas porterías, pero una desafortunada entrada de Francisco Javier ‘Maza’ Rodríguez lo mandó a las regaderas, al hacerle una plancha en el medio campo a Oribe Peralta. Fue cuestión de minutos para que el marcador se moviera, cuando Henry Martín ganó la posición en un tiro de esquina y remató de cabeza en la entrada del área chica y así anotar el primero del América.

Y justo antes del descanso, Martín se lanzó de palomita a centro de Cecilio Domínguez para marcar el 2-0 y sepultar a los licántropos.

Por si eso no fuera suficiente, Martín hizo otro “gol de vestidor” en el primer minuto del segundo tiempo, cuando un cabezazo de Domínguez llegó justo a la ubicación del ex de Xolos, quien estuvo en el lugar correcto para el 3-0.

Luego de un largo letargo en el complemento, los poblanos encontraron el de la honra tras un desafortunado rebote de Guido Rodríguez que cayó a los pies de Eduardo Tercero, quien sólo tuvo que chocar el balón en la entrada del área chica para poner el 3-1.

Pero apenas un minuto y segundos después, una contra del América pasó por los pies de Martín, quien cedió el balón a Renato Ibarra para que cruzara un potente disparo y pusiera el 4-1.
Y al 81′, Jérémy Ménez, quien ingresó de relevo al inicio del segundo tiempo, tomó un balón de botepronto en la entrada del área y se estrenó como goleador en el fútbol mexicano con un disparo imparable para Jorge Villalpando.

La derrota pone a Lobos BUAP en el sitio 17 de la tabla del descenso, sufriendo por la volatilidad de su cociente y con apenas uno de los 14 puntos que necesita para salvarse matemáticamente.

Dejar respuesta