Ciudad de México –
El Toronto FC llegará a la serie por el título de la Liga de Campeones de Concacaf más enrachado, pero al menos las Chivas tendrán la ventaja de cerrar la serie como locales, en la séptima Final en la era de Matías Almeyda.

Concacaf determina al local para definir el título a quien haya sumado más puntos en la competencia y aunque el Rebaño y los canadienses terminaron con 13 unidades, la diferencia de goles favorece al Guadalajara.

En seis partidos, ambos equipos ganaron cuatro partidos, empataron uno y perdieron otro, sin embargo, las Chivas marcaron 11 goles y solo recibieron uno, con una diferencia de +10, mientras que el Toronto FC anotó nueve y recibió cinco, por lo que su diferencia es de +4.

La Ida se jugará el 17 de abril (martes o miércoles de la próxima semana) en el BC Place Stadium, con la Vuelta el 25 de este mes en el Estadio Akron.

Esta será la séptima Final de Chivas con Matías Almeyda, quien ha ganado dos de Copa MX: contra León en el Apertura 2015 y frente a Morelia en el Clausura 2017, semestre donde además ganó la Liga MX contra Tigres. También disputaron la de Copa MX en el Clausura 2014, pero la perdieron ante el Puebla.

Las otras dos finales fueron las del Campeón de Campeones en el Verano del 2017 que perdieron contra Tigres, así como la de SuperCopa en 2016, cuando vencieron al Veracruz, estas dos últimas en Estados Unidos.

Los partidos por un título que ha disputado en casa han sido las dos de Copa que ganó, así como la del título de Liga frente a Tigres, por lo que ahora el Rebaño buscará levantar el cuarto trofeo frente a su afición.

Chivas también jugó la Final de Copa Libertadores en 2010, cuando ya jugaba en su nuevo inmueble, aunque esa vez perdieron contra el Inter de Porto Alegre y jugaron la Vuelta en Brasil, cuando el entrenador era José Luis Real.

Dejar respuesta