LOS ALUXES HABLAN de las guerras internas que se libran dentro de los partidos políticos, al son de Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pegó a Muchilanga le echó a Burundanga, les hinchan los pies. O chequen nuestros amables tres lectores lo siguiente: Raúl Paz dejó fuera de la Senaduría a Huacho Díaz, Huacho Díaz ya tenía pláticas con Morena para ejercer voto cruzado o que algunos ‘huachistas’ aparecieran como candidatos, como en el caso de Mariana Cruz Pool, quien ya estaba firme como aspirante al Senado, además de que desde Motul seguirá exhibiendo a Raúl Paz y a Roger Torres Peniche. Eso, sin descartar que Díaz se quede dentro del PAN y les arme una guerrilla interna.

LOS ENANOS PELUDOS dicen que si se voltea a ver al PRI, el panorama no es distinto: es 27 de febrero y sus presuntos aliados, PVEM y Nueva Alianza, le mantienen secuestrada la segunda fórmula para el Senado y los distritales federales 01 de Valladolid, 02 de Progreso y el 03 y 04 de Mérida. Incluso hay la posibilidad de que la coalición se rompa. O que ocurra como en Valladolid, donde los militantes del PRI tienen a su candidato en el PVEM, mientras que el candidato con el logotipo del PRI es del grupo de Liborio Vidal y varios de los que se fueron hace tres años con Morena. Acanceh va por el mismo camino en la división. Y, por si fuera poco, presentan también severos enfrentamientos entre los diversos equipos de campaña o ‘cuartos de guerra’, pues parecen torres de Babel con muchos generales y poca tropa, cada grupo hablando un idioma diferente. Si no lo creen, pregunten por el choque entre la publicista Gabriela López , vinculada con Ivonne Ortega Pacheco y recomendada de Rolando Zapata Bello y los coordinadores de campaña.

SE DICE QUE en donde van armando buena campaña es con Víctor Caballero Durán, el candidato obligado por ser de oposición en Mérida. La idea es presentarlo como un hombre de experiencia y compromiso de servicio, alejarlo de poses de galán de telenovela y meterse más a la solución de los problemas y necesidades más importantes de los habitantes de la capital de Yucatán. Esto es una evidente ruptura incluso con la imagen de campaña de Enrique Peña Nieto, además de potencializar logros como seguridad y educación.

SE APUNTA QUE el caso de la Bandera nacional izada de cabeza, al revés, volteada, durante la ceremonia oficial del 24 de febrero ante el Presidente, puede que no tenga nada de error y sí, mucho de complot. Y es que hace mucho que la Sedena y en particular sus generales, participan en la vida política del país e incluso se han repartido entre las diversas corrientes y partidos políticos. Los aluxes recuerdan que en 1976, terminando el gobierno de Luis Echeverría como presidente y de Carlos Loret de Mola Mediz como Gobernador, el general yucateco Graciliano Alpuche Pinzón llegó al Senado de la República. Seis años después, le falló el cálculo al gobernador Francisco Luna Kan al vetar a Víctor Cervera Pacheco, pues no pudo evitar que se le aplique la fórmula del Tercero en Discordia, por medio de la cual, el candidato del PRI fue el general Alpuche. Era 1982.

SE RECUERDA QUE Andrés Manuel López Obrador anticipó que el general Audomaro Martínez Zapata sería el Secretario de la Defensa Nacional si Morena gana la elección presidencial de julio. El de Cunduacán, Tabasco, es jefe de seguridad del Peje desde 2006 y en 2017 fue recomendado para ser el secretario de Seguridad Pública en su entidad natal. Se le considera el vínculo entre Morena y mandos diversos dentro de la Sedena, trabajando propuestas como la de subir el sueldo a los soldados y que las Fuerzas Armadas se queden en los cuarteles, generando un entorno menos favorable para el general secretario, Salvador Cienfuegos. Así, lo de la Bandera encaja como un capítulo más de las tensiones internas vinculadas al momento político. Y el tema se habla en Mérida, sede de la Décima Región Militar, con mando castrense sobre Campeche, Yucatán y Quintana Roo, donde se preguntan de qué lado estará don Gustavo Nieto Navarro, divisionario a cargo de la Península.

SE AÑADE QUE de eso, de intrigas en cuartel, sabe mucho el general Virgilio Méndez Bazán, diputado federal por Yucatán en la bancada del PRI. Y es que, de haberse dado un entorno aún más complicado en el país, el general de Cansahcab y a quien Peña Nieto ha llamado ‘tío’ algunas veces, acarició la posibilidad de ser candidato a la Gubernatura. Lástima para él que, en ese proceso, ni se hundió el país en un caos que necesite mayor participación militar y, por lo tanto, mayores cuotas políticas. Además que, de haber sido candidato, sin duda sus mayores negativos estarían en su parentesco como su primo Jorge Esma Bazán, el legítimo Esmamonzón de los aluxes, una de las figuras más repudiadas en el Yucatán de hoy.

SE COMENTA QUE ya que salió a relucir el nombre de Jorge Esma, los aluxes del Gran Museo del Mundo Maya confirman que sigue muy nervioso. No es para menos, pues aparte de que se puede descubrir que fue él quien estuvo detrás del capricho de Armando Manzanero en Chichén Itzá, también están pendientes auditorías por el cambio de propietario de Banco Interacciones. Hay que recordar que el GMMM se construyó por contrato de
prestación de servicios, o PPS, con el Banco Interacciones. Pero al comenzar 2018 se realizó la adquisición de Interacciones por parte de Banorte mediante el método de fusión. Y ahora, todo lo que se firmó con Interacciones es 84.6 por ciento de Banorte,
sólo 2.6 de la familia Hank y 10 por ciento de la familia González, además de 2.8 de otros accionistas. ¿ Será qué por eso, Esma Monzón aspira a permanecer en su cargo un sexenio más, olvidándose por completo de Rolando Zapata Bello y dedicándose a buscar puentes con candidatos y empresarios ?

SE RESALTA QUE el rector de la UADY, José de Jesús Williams, sigue su andar con más pena que gloria, ahora que refrendó el camino de la antidemocracia en la máxima casa de estudios del país y, en vez de garantizar piso parejo a los activistas electorales, ya demostró que va a cerrar espacios a todo lo que no represente al PRI. De paso, en el aniversario de la Universidad, olvidó por completo todo lo que represente movimientos ciudadanos. Quizá por eso borró ya de las celebraciones oficiales toda relación con la memoria histórica de Efraín Calderón Lara, ‘El Charras’, fundador, por cierto, del todavía existente Sindicato de Trabajadores. Agregue usted el apoyo y libertad que brinda Williams a los líderes estudiantiles, vinculados abiertamente con el PRI o, incluso, patrocinados y ayudados en su creación reciente desde la Secretaría General de Gobierno por Roberto Rodríguez Asaf, hoy coordinador de la campaña priista a la Gubernatura. Williams es una vergüenza como Rector, dicen los aluxes de la calle 57 por 60.

AL MENOS ESO dicen LOS MALVADOS ALUXES …

Dejar respuesta