De acuerdo con varios comerciantes del Centro Histórico de Mérida, en específico la zona del parque Eulogio Rosado, los robos han ido en aumento debido a la falta de vigilancia en esa área, por lo que en tono de broma, varios de los quejosos coincidieron que las ‘ganancias son altas para los delincuentes’.

Miguel Novelo Sánchez, encargado de la tienda de bisutería ‘Olga’, comentó que a diario tiene que quitarle productos a dos o tres personas diferentes, pues la Policía Municipal ni con sus cámaras logra detener a los cacos que rondan por esta área, además que ya ni responden al llamado de sus quejas telefónicas.

‘Desde hace tiempo opté por no llamar a la policía, prefiero sorprenderlos en el acto, quitarles los productos y sacarlos, porque llamar a la policía implica interponer una denuncia, que al final viene siendo una pérdida de tiempo, ya que luego de unas horas son liberados y vuelven a delinquir, por lo que es un ciclo de nunca acabar’, explicó.

Detalló que lo anterior fue una orden de la gerencia, ‘pues se optó por quitarle el producto a la persona y que Dios lo bendiga, porque a pesar de que uno interpone su denuncia, tienes que ir a buscar en otra diligencia tu producto robado, ya que aunque sirve como prueba del hurto, los protocolos para la recuperación son otros’.

En ese sentido, Santos Medina, un vendedor que está en el parque Eulogio Rosado, señaló que no hay día que no pase una persona persiguiendo a otra gritando que le robaron, ‘pero desgraciadamente hay mucho apatía en la zona, ya que nadie le hace caso, y el caco se va tranquilo, como si fuese una carrera más.

Originario de Tabasco, Miguel Fabián Ongay, vendedor de fritangas, expresó que en el citado parque no hay día que no presencie de dos a tres robos a personas sin que estas recuperen sus pertenencias. ‘Me ha tocado casos que algunos clientes me pagan con relojes, soguillas y otras prendas debido a que les robaron su cartera sin darse cuenta’, señaló.

Los entrevistados coincidieron en que al día se registra en promedio tres robos a transeúntes, esto a pesar de que en el parque hay al menos dos o tres policías en ese parque. ‘Pero de nada sirve que estén allá, porque no hacen nada. Por eso hay algunos comerciantes que ya optamos por mejor ni hablarlos’, dijo Novelo Sánchez.

De lo anterior, se pudo averiguar que una de las maneras de robar es mediante el famoso ‘dos de bastos’, robo que se realiza con dos dedos. Consiste en que el delincuente realiza el hurto a través de los dos dedos; regularmente se roban carteras o celulares que son colocados en la parte trasera del pantalón o en la bolsa de las camisas. Otra de las maneras de cometer un hurto, el cual es el más practicado, es el del frenón, que consiste en el que un ladrón se coloca delante de su víctima, mientras que el otro caco atrás, por lo que cuando el primero frena provoca un choque, lo cual es aprovechado por el segundo ladrón para despojarlo de sus pertenencias, y en un ‘abrir y cerrar de ojos’ se dan a la fuga.

Dejar respuesta